17/3/09

El arte de olvidar


En efecto, Funes no sólo recordaba cada hoja de cada árbol de cada monte, sino cada una de las veces que la había percibido o imaginado.
J.L. Borges “Funes, el memorioso”

Estoy encarando un librito sobre la memoria, escrito por un medico neurofisiólogo, que pinta muy interesante. Muchas veces después de pensar largamente, llego a la conclusión bastante estúpida: uno es su propia memoria. Cada vez que vuelvo a esa conclusión tan evidente, me vuelvo a poner contento como la primer vez que la descubrí. (Me sirve de consuelo notar que cuando uno escucha una canción de Los Beatles pasa lo mismo, por mas que lo haya hecho mil veces). En la primera pagina dice una cosa que me enganchó: “el aspecto mas notable de la memoria es el olvido”. Me pareció impactante pero a la vez obvia. Con solo tratar de recordar lo que paso hoy a la mañana uno se da cuenta que nos hemos olvidado de casi todo lo que ocurrió. Cuanto mas atrás en el tiempo, aumenta el vértigo. ¿cual es nuestro primer recuerdo? ¿Cómo era la cara de esa compañero de la primaria del que tampoco me acuerdo su nombre? Si embargo me acuerdo como eran sus zapatos. Yo me acuerdo muy bien de los olores y muchas veces son los olores que me disparan recuerdos (creo que tiene una explicación fisiológica). Dicen que una persona de buena memoria podría hablar cerca de una hora sobre su infancia. Con interrupciones, preguntas y pistas difícilmente superemos las dos horas. Eso es en verdad muy poco para todo lo que uno vivó en 12 años.

Si en efecto uno es su propia memoria, ciertamente somos muy poca cosa.

14 comentarios:

GABU dijo...

Que lindo tu pòstulo VÌC!!!
El tema de la mente en sì es fascinante!!!
Yo creo que jamàs llegaràn a saber de manera certera lo que pasa por y en la mente humana,es uno de esos misterios que nos vamos a llevar a la tumba...

P.D.:Muy cierta la frase: “el aspecto mas notable de la memoria es el olvido”
Aunque yo soy como los elefantes,a veces me asombro de mi memoria!!!
Y dicen que la memoria capacita la venganza,espero no comprobarlo nunca...

BESITUS (ya volvì,viste?)
jajjajajajajja

Claude dijo...

Tomé precauciones: escribí todo antes de terminar mi adolescencia.

goolian dijo...

Te recomiendo "La consciencia explicada" de R. Dennett, "Cómo funciona la mente" de Stephen Pinker, que te debe haber perseguido Pau y varios de Oliver Sacks.
Yo estoy leyendo ahora de este último "Musicophilia" sobre la música y el cerebro.
Hay muchas memorias, la memoria de lo cotidiano supongo que se desecha por repetitivo y superfluo ya que muchas veces nos acordamos detalles de la vacación y casi nada de los "meses rutinarios".
Una memoria muy rara para mí es la musical, porque es motriz, de abstracción y de formas.
con respecto a la memoria política coincidimos en la necesidad de memoria histórica pero tal vez divergiremos en los contenidos.

Julia dijo...

A mí me deja patitiesa cada vez que recuerdo algo que parece imposible que aún esté en mi cabeza, no necesariamente porque haya pasado mucho tiempo sino por lo insignificante que parece el recuerdo. Uno se pregunta qué otras cosas habrá ahí guardadas que uno no sabe, y qué es lo que hace que surjan súbitamente.

La Dueña dijo...

Si solo soy la memoria, no soy nadie. =)

Excelente post Victor, muy interesante.

Besos

Victor dijo...

Hola Gabu: Yo tambien tengo buena memoria pero por suerte uno se olvida la mayoría de las cosas, y no lo digo en sentido poético. Sería un infierno la vida si fuéramos como Funes.

Claude: buena idea. Igual lo que recuerdes de ahora en mas va a estar condicionado por tus anotaciones. Cuando se mira las fotos de un viaje, por ejemplo, uno evoca los hechos alrededor del momento de la foto. Pero de ahí en adelante, los recuerdo del viaje van a estar sesgados por las fotos. Y cada vez que uno las vuelva a mirar, mas distorsionados van a ser los recuerdos. Me parece, pero no me preocupa, peor es nada.


Goolian: Tomo nota ya mismo porque en 30 seg me lo voy a olvidar. Gracias.


Hola Julia: Yo también tengo recuerdos insólitos, de cuando tenia un poco mas de un año. Se me disparan de repente por un olor o una situación particular sin previo aviso. Raro, después me lo vuelvo a olvidar. No se si los esos recuerdos son muy precisos pero no me importa.

Hola Dueña! como que no tenes memoria?... (yo pensaba que solo los caballeros no tenían memoria). Saludos

Gabriela dijo...

yo no puedo recordar donde dejè los anteojos hace 3 minutos pero recuerdo el olor de las milanesas de mi abuela cuando yo era chica.

lindo lindo esto que te pusiste acá.
saludos

Raquel Reznik dijo...

Fabiana y tu memoria, es eso.

Victor dijo...

Gabriela, ...me olvidé lo que te estaba por decir, gracias por el comment.

Hola Raquel: no entendí el comentario, es un poco críptico para mi modesto entendimiento. Fabiana no corre ningún riesgo de caer en el olvido. Así como siempre estuve en duda si se trataba de una persona o un ángel, no tengo ninguna duda de que no la voy a olvidar jamás. De eso podes estar segura.

Riggy from the blog dijo...

Me parece súper interesante tu post, realmente. Me encantó que lo empieces con la cita de Funes, posiblemente uno de los mejores cuentos (sino el mejor) que leí en mi vida.
Hay algunas cosas de Freud sobre la memoria que te recomiendo, tengo unos capítulos sueltos dando vueltas por ahí que ya te pasaré.
Aparte de insomnio -justamente por insonme- también sufro de amnesias graves, tema que pienso tratar en breve. Mi memoria es la nada misma y me parece terrible...
Una vez más, muy buen post.
Abrazo
R.

DOÑA dijo...

muy buena reflexion...

Almafuerte dijo...

Uno es su propia memoria y su propio olvido, en el sentido de que la memoria es selectiva, y el pasado es inmodificable. Entonces, en algún momento uno tiene que decidir si se sigue definiendo por algún hecho del pasado, si ese hecho va a moldear el futuro o a seguir jodiendo el presente. O bien, aceptar lo inmodificable y elegir seguir con otra cosa (que es algo bien distinto a olvidar o negar).

Definirse por el pasado, traer un hecho inmodificable del pasado y permitir que te haga quien sos en el presente es un error. Esto es aplicable tanto en lo social como en lo individual (lo acabo de conversar con un amigo que está haciendo una terapia por una enfermedad, y encaja justo).

Victor dijo...

Riggy y Doña, probablemente les esté contestando el comentario un par de años mas tarde, disculpas. Mas vale tarde que nunca: Gracias (no se porque no anda el aviso por email)

Almafuerte: mi referencia es mas modesta. Digo que si somos nuestra memora, la muletilla de los velorios "no somos nada", es absolutamente cierta. Aquel postito no tenía ninguna aspiración política ni nada, era una reflexión.

Con respecto a tu comentario, justamente eso: la memoria en rigor esta formada mayoritariamente por olvidos y algunos pocos recuerdos. Recuerdos tallados por el olvido. Por eso la memoria no es rigurosa. ¿Eran de verdad tan ricas esas pizzas que comíamos a la salida de los recitales o son una construcción particular? Eran así de ricas porque estaba todo bien, éramos inmortales y teníamos el mundo por descubrir pero sobre todo teníamos un hambre de náufrago.

Hay olvidos naturales, olvidos falsos y olvidos patológicos que seguramente de alguna u otra manera modifican (o pretenden modificar) la realidad. Creo que la memoria, las circunstancias y el libre albedrío componen lo que uno es, tanto en lo personal como en lo social. Me parece...

Saludos

Victor dijo...

salio? probando 1, 2...