3/8/11

Realidades

El otro día tuvimos un lindo intercambio de comentarios en Coscorrones. Un blog muy significativo para mi que sigo frecuentando después de tantos años. La administradora tuvo la cortesía de levantar los comentarios y convertirlos en otro post. Trataba de manera coloquial un tema que me apasiona, que de el inicio de BS & HL abordamos recurrentemente, tal vez de manera presuntuosa pero honesta, intentando develarlo. (Abusando un poco este asunto de que no hay pelotudo que no tenga un bloc).

Arrancaba así:
Siempre me pareció algo extraño que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.
Victor said...
Hay una realidad que demuestra la verdad de un hecho. El problema es que nuestros sentidos y nuestra memoria son demasiado inseguros, demasiado parciales. Muchas veces nos resulta imposible discernir si un hecho es real o no (por suerte para los ilusionistas) y a partir de que punto deja de serlo. Por este camino podemos llegar a dudar de nuestra existencia misma. Cuidado con los ilusionistas. La realidad está ahí, para el que quiera verla y tenga el coraje de reconocerla.

Klaus said...

Coincido, Victor. Creo que percibimos distinas formas de la misma realidad por imprecisiones en nuestra percepción, y en la modelización de la realidad que cada uno hacemos basados en nuestras ideas (e ideologías y prejuicios).

Olga said...

La acción de pensar-se no es otra que dotar-se de realidad.
Y el pensamiento es ejecutar la realidad... pero cuál?... la del sujeto, porque no hay otra.
En mi opinión, la 'realidad' como ustedes la conciben, como algo ajeno con existencia propia al que accedemos a través de nuestros sentidos imperfectos, no existe.
:)

Klaus said...

Es una posibilidad, mi problema es que ese camino puede conducir también al relativismo moral; por esa razón prefiero el otro.
:)

Victor said...
Olga: aparentemente la realidad es anterior a la conciencia, la realidad es inmutable y es arbitro de las aproximaciones que tengamos a ella en nuestra mente. Creo.

Klaus: como decía uno por ahí, no hay que confundir el mapa con el territorio. El territorio es inmutable pero tiene una complejidad infinita, necesariamente nuestros mapas son incompletos. Ésto no quiere decir que sean falsos, aunque pueden serlo, el territorio se va a encargar de hacernos notar cuando lo sean. Me parece.

Me enrosqué con el tema (otra vez...) pasa que los relativistas, constructivistas y demás cualquiercosistas me dejan así!

Victor said...

Que buena foto
Seguía así:
Un post reciente se hizo merecedor de comentarios muy interesantes:
Si bien pienso absolutamente diferente, estoy segura que eso no tiene ninguna importancia.
...

...

Como siempre sufrimos la tendencia a utilizar los términos con un significado diferente, no voy a entrar a hacer distinciones entre lo que creo que es la 'realidad' y lo 'real', por la sencilla razón que -al menos a mí- no me alcanza el lenguaje, aunque tenga muchísimas cosas que decir el respecto.
Voy entonces a poner un ejemplo sencillo:
...
Todo el mundo sabe que el 'spin' es un momento angular intrínseco, que implica el movimiento giratorio de cualquier partícula sub-atómica sobre sí misma, en la realidad real.
Pero, en la realidad real, no existe en la partícula ningún tipo de rotación en el espacio.
...
Las ecuaciones que definen este fenómeno peculiar son trascendentes, así que comprenderlas en plenitud demandan una vida de dedicación a las matemáticas puras, y no pueden ni deben transcribirse en un post.
De hecho, esas formulaciones trascienden el álgebra, e implican para quien quiera o necesite enfocarlas que -en principio- se predisponga a tener una especial visión de las cosas.
...
Lo cierto es que hay dos realidades, absolutamente, porque se trata de un fenómeno cuántico de la realidad (irreal), así que cuidado con eso:

1) la partícula gira sobre sí misma.

2) la partícula no gira.

Ambas premisas son absolutamente ciertas, y al mismo tiempo.
Y estamos hablando -en definitiva- de una cuestión mensurable real-irreal, que es la cantidad de movimiento de una partícula que pertenece a la realidad real-irreal.
...
Hace muchos días que estoy en deuda con mi querido co-blogger, porque le prometí un post sobre el spin, y creo que varias veces le dije que no lo hacía porque no encontraba la forma adecuada para expresarme al respecto, situación que obviamente persiste.
Así que continuaré en deuda con él.
...
Hay 'verdades' que son contradictorias, y que pertenecen a la realidad y a lo real.
Tengo muchos otros ejemplos, pero no viene al caso hacer referencia a ellos, porque posiblemente complicarían más el dilema.
...
Creo que es hora de absolver posiciones:

Como mi querido co-blogger me debe 1 U$S + intereses por el dominio (aunque 'en realidad' y 'realmente' lo pagó únicamente él), vamos a compensar, y le propongo que a partir de ahora no me debe nada pero yo tampoco le debo el post del spin.
...
Con Víctor no tengo transacciones económicas pendientes (creo), así que le mando un beso de amiga desde mi corazón, lo que le generará una deuda fácilmente cancelable.
...

Victor said...
Olga: que inmerecido privilegio haber elevado mi comentario a categoría de post, gracias.

La mecánica cuántiaca también es un "sistema de mapas" incompleto, es un modelo incompleto para poder conocer la realidad, con su matemática y su lógica propia. No es necesario complicarse mucho para encontrar versiones verdaderas, simultáneas y diferentes entre si de un determinado hecho. Supongamos que hay un cilindro perfecto y opaco suspendido en el aire, un observador ubicado a una buena distancia alineado exactamente con el eje del cilindro aseguraría que se trata de un círculo. Uno que estuviera también lejos pero perpendicular al eje vería un rectángulo. Ninguno de los dos estaría mintiendo, si cualquiera de los dos se corriera un poco de su punto de vista podría darse cuenta de que en verdad se trata de un cilindro. La verdad (el cilindro) siempre esta ahí, la versión que cada uno tenía era incompleta.

Siempre voy a estar en deuda con Coscorrones, algunas cosas que pasaron por este blog amigo van a quedar grabadas para siempre en mi cerebro y en mi corazón. Va de vuelta un beso de amigo.

5 comentarios:

Serenity dijo...

Que debate lisérgico... He reflexionado algunas veces sobre esto sin llegar a ninguna conclusión naturalmente,la caída en la mecánica cuántica es inevitable.

Igual siempre estaba la salida elegante que decoherencia mediante, estas ideas no aplicaban a la realidad macróscopica. Pero recientemente leí que diseñaron una máquina que presente fenómenos cuánticos a escala macroscópica asi que ahora si que se complicó todo.

Olga dijo...

Ahí le dejo otro regalito, Don Víctor, y espero que lo disfrute.
Saludos!!
:)

Victor dijo...

Hola Serenity: Gracias por la visita. Lisergico? es bastante realista, duro, mas bien tirando a rústico. La mecánica cuántica es un truco (sin salida) para entender algunas cosas microscópicas, para la vida diaria solo trae problemas. Como bien decís, no se aplican a la realidad macroscópica. No hay que darle mayor importancia.

Olga: seguro

Occam dijo...

Un tema que, veramente, se las trae... Muy schopenaueriano. Algo he tratado en el pasado sobre el asunto, que considero filosóficamente crucial. En fin, más allá de cualquier posición, creo que uno puede llegar en este tipo de debates a acuerdos parciales, por ejemplo: 1) Creo que todos estamos de acuerdo con la insuficiencia de los 5 sentidos para la aprehensión de la realidad. 2) Supongo que también todos coincidimos en que nuestro punto de observación, nuestra dimensión relativa respecto del infinito, no es más privilegiada que la de una hormiga. 3) También estimo que hay acuerdo respecto de que la realidad es una construcción de la razón para permitir al hombre simplemente vivir en el mundo (de hecho, el cerebro "racionaliza" la imagen que perciben los ojos, que llega a él invertida. Años atrás la NASA hizo un experimento con unos cuantos voluntarios durante un mes, en que tenían que usar unos anteojos que les invertía las imágenes. Al principio todos se mareaban, vomitaban, etc. Al cabo de una semana, a veces de 10 días, el cerebro había vuelto a poner la imagen "patas para abajo", y los voluntarios se movían cómodamente con sus anteojos. Cuando les sacaron los anteojos al cabo de un mes, volvieron con los mareos, etc., hasta que el cerebro volvió a racionalizar el espacio percibido). 4) A eso hay que sumar la capacidad creativa del hombre para construirse su propia realidad social y tecnológica, que con la irrupción de la "realidad virtual", pretende llegar a extremos de absoluto aislamiento y autosuficiencia.

Como digo, el tema es inacabable, y siempre polemógeno. Seguiremos al tanto de los intercambios.

Un cordial saludo.

Victor dijo...

Estimado Occam: interesante su comentario como de costumbre (aparte uno siempre aprende alguna palabra nueva). Este tema creo que lo vienen peloteando desde el principio del pensamiento. Creo que por ahí están las raíces de las ideologías, en parte por lo menos. Hay un razonamiento bastante consistente y sencillo que demuestra que la realidad es anterior a la conciencia, voy a ver si lo puedo reproducir, o por lo menos buscarlo por ahi.

Saludos