18/6/08

Gambeta y pelota afuera

Hay que reconocer que la farsa de ayer fue una buena jugada política de la Pareja Real, una manera astuta de salir del paso con una parodia magnánima de sentido republicano y moderación. Lo que no se entiende es porque demoraron 100 días para hacer esto. El Primer Caballero en funciones debutó con una conferencia de prensa y la Reina KK con una nueva performance de oratoria barata, actividad que evidentemente le apasiona.

El fondo del discursos no varió, el plan sigue siendo mentir, echarle la culpa de todo a la SRA y a los periodistas mientras que se describen a ellos mismos como los salvadores de la patria adjudicándose méritos ajenos o inexistentes. Estuvieron a un paso de decir que las retenciones móviles son equivalentes a los derechos humanos y que los campesinos son culpables del bombardeo de Plaza de Mayo de 1955. Surrealista, absurdo y patético como lo viene siendo.

7 comentarios:

CLAUDE dijo...

Y a la noche Longobardi decía que si el Congreso le daba el "Sí" a las retenciones móviles se acababa la discusión.
Todo bien con Longobardi, pero el conflicto no es de carácter meramente leguleyo.
¡Quiero armonía y la quiero ya!

pau dijo...

"La Argentina como simulacro" podría titularse una crónica histórica de una pseudorepública en la que la presidente anuncia que va a hacer que funcione el pseudocongreso para aparentar mayor pseudolegitimidad institucional a su confiscación medioeval y todos estamos pseudochochos.

Lo peor es que Longobardi (como Fabio Zerpa) tiene razón. El peudocongreso va a dar el "Sí, quiero (los cheques)".

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Que puedo agregar? Esta mañana venía en el auto, y casi choco cuando lo escuché al impresentable de Feinmann (Eduardo) decir que "si el Parlamento aprueba las retenciones, los ruralistas se tienen que callar la boca para siempre".

Como diría mi abuelo, toda esta movida de mandar las retenciones al Congreso, es pour la galerie.

choripanboy dijo...

Como dijo Benito C. hace como 85 días: "ya los empomaron"
Siguen verseando,no veo otra solución de dejar actuar la inflación y hacerles un boicot fiscal,es más lento y doloroso,
los "grasitas" cuando tengan hambre se comen a los punteros primero y siguen para arriba cuando falten más huesos...

Julia dijo...

Completamente de acuerdo. Y parece que estamos bailando, 1 pasito pa adelante, 2 pa´trás. Ayer quedó casi como una reina de la democracia (comparando con lo que había), hoy ya nos caga a pedos a todos (incluyendo a la clase media).

Estoy TAN, TAN harta de escucharlos, verlos, leerlos...

no tan iguales dijo...

Y hoy se dio el lujo de seguir insultándolos. La verdad es que ya empiezo a pensar seriamente que esta gente está desquiciada. Insisto en la imagen de Hitler moviendo divisiones que ya no existían.
Anoche me parecía que, a su estilo, había hecho una concesión. Hoy, en cambio, la tristeza me embarga una vez más.

Riggy from the blog dijo...

Todo es muy terrible. Todo.
La ley va al Congreso sólo para su ratificación y la farsa mediática, aunque farsa, me parece bien, es algo.
No puedo dejar de pensar en el tucumanito que murió hoy. Es casi en lo único que pienso.
21 años. No era militante, sólo quería conocer la Capital.
El viaje era gratis, le daban cien mangos, dos "sánguches" y una gaseosa.
Cuando llegó llamó a su mamá feliz: "Es un día radiante", dijo. Estaba por conocer la gran ciudad.
Iba caminando y "la tulipa asesina" (Feinman dixit) le cayó de plano en la cabeza.
Hoy quise escribir "Morir por Cristina" y no me dejaron.
Tenían razón. Fue "Morir por cien pesos".