16/7/09

La convocatoria al diálogo

La convocatoria al diálogo que hizo el gobierno es una farsa, es un artificio para ganar tiempo y no cambiar nada. Esta gente no cree en el consenso ¿A que se debe la incapacidad que tienen para dialogar con la oposición? Creo que esa conducta responde a su propia esencia, a su modelo mental de ver la realidad. Ellos conciben al poder como un territorio limitado, un feudo que se lo ocupa y listo. No hay lugar para los otros, ganarlo se trata de todo o nada. Es sabido que en el ámbito económico su pensamiento está impregnado con la creencia de que la vida es un juego de suma cero. No hay que ser muy agudo para darse cuenta. Ellos mismos hicieron su fortuna apropiándose de bienes ajenos y a través de cargos públicos, esto los justifica en cierta medida. Creo que por este motivo, desde su punto de vista, del diálogo y del consenso solamente se puede salir mas debilitado. Estos años les han enseñado que el diálogo no es una herramienta para el encuentro, por lo contrario, les enseñaron que la palabra (“el relato”) es una herramienta poderosa para construir poder hegemónico. Y son capaces de cualquier cosa para mantenerlo. No les creo nada.

7 comentarios:

GABU dijo...

Creo que el factor incapacidad es de ambos bandos,y fue parte de la misma oposiciòn a su vez bastante dividida la que terminò dando la nota...

P.D.:Yo no le creo absolutamente nada a nadieS!!
Me parece que el gesto de buen samaritano de la mano de la polìtica,no va... ¬¬?

BESETES VÌC

Max dijo...

Firmo al pié Victor.
Agregaría otra cosa. Tambien estan los ideologos, los Cartabiertistas, que tienen un rol un poco distinto, pero patean para el mismo lado. Esa izquierda es incapaz de asumir su fascismo, pero es profundamente fascista. Para ellos lo unico bueno es lo que ellos quieren, y lo que los demás quieren es la peor de las tragedias. Entonces rumbean el barco de punta hacia el iceberg y van a los gritos diciendo "son ellos los que me quieren hundir!". Como para ellos el ceder ante los otros más grave que hundirse no cambian el curso y hunden el barco pero transfieren toda la responsabilidad a los demás.
Los fracasos son porque el iceberg me atropelló, siempre.
Suena gracioso pero es la esencia del fascismo de izquierda, yo tengo la receta para la felicidad y los que no me obedecen para realizarla son malos, por ende no debo ceder ni un apice ante ellos aunque en eso se pierda la felicidad de todos. Profundamente antidemocrático (y muy poco diferente de las visiones supremacistas de derecha.

Bugman dijo...

Como no podía ser de otra manera, los primeros que se subieron al diálogo fueron los radicales, que de blablabla la saben lunga.
Esto es, como muy bien dice usted, una maniobra dilatoria para conseguir tiempo y reagruparse.
Si bien recibieron un buen uppercut el 28, para nada están knock out.
Hay que estar atentos.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Comparto obviamente que se trata de una maniobra (vil) del Gobierno, y que no está en el ADN de estos tipos la capacidad de dialogar con nadie.

Lo que a ellos los excita, por el contrario, es "poner de rodillas" (como pretendieron hacer el año pasado con el campo), o decir "le pusimos la tapa" (como dijo nuestra presidente hace poco, refiriéndose al mundo civilizado).

Sin embargo, sin embargo, no estoy taaan seguro de que no haya que ir a las reuniones que convocan, como hacían Miguens, Llambías y cia durante el conflicto del campo, sabiendo de antemano que los iban a tratar de forrear, pero cumpliendo igual su obligación de asistir ante un llamado del Poder Ejecutivo.

Es obvio que no van a servir para nada concreto, pero al menos puede ser útil para seguir exhibiendo al público las reales intenciones de cada sector. A la larga, la gente se da cuenta de quienes son los que mienten y roban, y quienes son los que verdaderamente quieren un país más moderno, más próspero, y más sano mentalmente. A las pruebas del 28-J me remito.

Victor dijo...

Gabu: en parte si, gran parte de los de "la oposición" que aceptaron el convite fueron sus cómplices para tomar el poder. Y en el fondo piensan igual, solo que no lo saben poner en práctica. Yo si creo en algunos.
Besos!

Max: ...y yo firmo al pié de tu comentario.

Bugman: cierto, pensé lo mismo. En algún momento creí ver en Morales eso que me contaban sobre "los radicales de verdad". Creo que los únicos de verdad que yo conozco son los que conocemos todos. Saludos

Licenciado Palotes: Si, probablemente lo mejor sea seguir yendo a estas convocatorias. Mucho no me gustan porque los que se reúnen a tranzar son representantes de intereses particulares, pero es inevitable. En este caso, siendo políticos de la oposición, el ámbito institucional natural es el Congreso. No tienen nada que hacer en la Casa de Gobierno. abrazo bolivariano.

Claude dijo...

Ídem el Licenciado Palotes, o casi.

P.S. (y lo más importante): Bien por Max, que dice “diferente de” y no “diferente a”.

pau dijo...

El lobo también dialogó con Caperucita para poder armar su plan.