22/7/08

Sobre el "estilo campo" y los emprendedores

Cristina habló otra vez (¿otra vez?) si otra vez, y dijo: "Uno de los principales problemas que tenemos los argentinos es no hacernos cargo de las cosas" y antes había dicho que con el tiempo íbamos a terminar entendiendo el sentido de las cosas, o algo así… Esto atenta contra la cordura y uno termina dudando de su propio entendimiento (¿no será a propósito?) Mientras sigo asombrado por la ceguera absurda del Régimen que practica esta forma de neoconstructivismo de cuarta, me acordé de un par de cosas que se me pasaron por la cabeza durante estos días.

Por un lado no me gusta el tono místico-patriótico de algunos defensores de los campesinos que confunden un negocio con una vocación trascendente o un trabajo con un destino de servicio a la patria. Talvez esta sobreactuación sea una respuesta al ataque furibundo del Régimen y de sus seguidores. Digo, es cierto que la vida de un tambero es sacrificada y rutinaria pero no mucho mas que la de un obrero del conurbano de GBA que se tiene que tomar tres bondis para laburar 10 hs y volver. Tampoco creo que una tornería, por ejemplo, tenga menos entidad como empresa que un cultivo de arándanos. Los trabajos en el campo y los negocios agropecuarios son trabajos y negocios como cualquier otro. Por otra parte, y como es de esperar, hay todo tipo de gente. Hay personas que trabajan a largo plazo haciendo las cosas bien, y al mismo tiempo hay inescrupulosos que esquilmar el suelo dejando un tendal de daños y perjuicios en la sociedad. El negocio agropecuario es como cualquier otro: una idea + recursos + trabajo, donde deberían ganar todos los que participan en la cadena de valor para que sea sustentable. Y esto se puede hacer bien o mal. Un elemento que confunde, irrita y perturba, particularmente a los que abrevaron del pensamiento de origen marxista, es el asunto de la propiedad de la tierra, pero eso no da para un post escrito en primera toma a esta hora de la madrugada. Resumiendo: me molesta, por ejemplo, que un flaquito de boina de hilo, camisita y alpargatitas blancas (todo esto sin un miligramo de tierra ni sudor) defienda la posición legítima del productor agropecuario invocando salvatajes a la patria y el sacrificio filantrópico del hombre del campo, básicamente porque no es cierto. Tengo que aclarar que conozco pocos emprendimientos mas apasionantes y que provoquen mas entusiasmo que los agropecuarios. Espero que se entienda.

Otra cosa y en línea con lo anterior, me sigue asombrando la bronca que le tiene cierta opinión publica a los emprendedores que les va bien. La madrugada del debate en el senado los veía a Reutemann sentado en su banca de camisa azul arremangada, jeans y borceguíes. Una pilcha simpática ciertamente aunque no muy adecuada para un sesión del Senado. Queda claro que no se habla solo con palabras. Le tengo alguna simpatía al Lole pero me cuesta perdonarle que le haya dado pista libre a estos pingüinos cleptómanos, y lo hizo dos veces. Pero el punto que quería comentar es el Reutemann productor, objeto del consabido odio argentino hacia el que le fue bien con el trabajo honesto, rasgo inexplicable que se verifica siempre. Subyace la envidia y despierta un repentino "espíritu redistribucionista" de lo ajeno. Lo que mas llama la atención es que esta envidia no se manifiesta con los artistas o deportistas que se vuelven millonarios de un día para el otro, probablemente de manera mas "injusta" que un emprendedor. Imaginemos que Reutemann se hubiera dedicado a disfrutar de la vida invirtiendo sus millones de piloto de F1 en negocios financieros y opinara desde la terraza del Casino de Monte Carlo con un Dry Martini en la mano, a cerca del “calentamiento global” o el “desplazamiento de los pueblos originarios” seguro que la opinión pública progresista y los periodistas bienpensantes serian benévolos y adulones con él "que tipo con sensibilidad social" dirían. Ahora, como el señor invirtió en el campo, trabajó acá y le fue bien acá; ese mismo tipo de gente descuenta que es un miserable defensor de oscuros intereses de los especuladores codiciosos de infinita maldad y egoísmo. Estamos en el clímax de imperio de la imbecilidad y necesitamos tener paciencia y la menta clara. Se viene días difíciles pero cada día que pasa, falta uno menos para que termine.

17 comentarios:

La Colo dijo...

Victor, gracias por recordarme que cada día que pasa, falta uno menos para que termine...

choripanboy dijo...

Victor: cómo hacer para evitar el desgaste que nos provocan estos mediocres cada día???
recuerdo de joven,había siempre un montón de pelotudos hablando pelotudeces, en el secundario por ejemplo,que lo parió cómo les huíamos!
pero de éstos HDP de los KK cómo huir ?
son como ésa melodías de mierda que se te pegan y no las querés tararear pero se te aparecen constantemente no?
que lo parió estoy engordando ...
"Un conservador es un hombre demasiado cobarde para luchar y demasiado gordo para huir."
(Elbert Hubbard)
Slds

Gabriela dijo...

victor, coincido con vos en que laburar en el campo o con el campo es apasionante, pero creo que todo lo que tenga que ver con la PRODUCCION lo es; o sea, con la transformaciòn de materias primas, sera eso de la magia de la tangibilidad de las cosas.... andá a saber.

el campo tiene algo que es maravilloso y es esa cosa como de nobleza.

Creo, como vengo afirmando hace un tiempo, que el campo no es ese señorito que describìs y me molesta lo mismo que a vos verlos de boinita y bombachas bataraza impecables.


El Lole deberìa saber que el Senado tiene su protocolo tambièn (tanto como el casino de Montecarlo) y se hubiera puesto un trajecito o al menos un ambo y mocasines para sesionar, digamos que la imágen de hombre de campo sencillo y con perfil bajo se le fue de mambo. Coincido nuevamente.

Creo que para estar en política, hacer politica y vivir en el medio de la politica se palica el refran "para estar limpio hay que saber bañarse a veces con agua sucia"... no creo en la bondad absoluta e infinita de nadie. Ni del Lole.

besos!

CLAUDE dijo...

Me divertí mucho leyendo las acertadas distinciones. Espero que para la mayoría de la sociedad no se haya tratado de una pelea entre sectores que se disputaban el "ser nacional" o abstracciones por el estilo. Yo lo viví principalmente por el lado de la cuestión fiscal y constitucional, sin negar el entusiasmo, la identificación, la preocupación, el repudio y la alegría que me produjeron algunas jornadas y algunos episodios.

no tan iguales dijo...

Yo lo viví desde el lado de la justicia. Fueran productores agropecuarios o famosas estrella de cine, me parece injusto que alguien tenga que tributar potencialmente hasta el 95 por ciento de su producto. Y a cada aparición de la presidente en esos días, se agravaba mi enojo al verme obligada a escuchar acusaciones de desestabilización institucional, o que la soja es un yuyo o un grano, o el disparate de que la actividad agrícola no tiene riesgos, o que de pronto habían decidido entre cuatro que tienen la sartén por el mango que el resultante se iba a utilizar para determinadas obras de bien que cualquier estado debe hacer de todas maneras y que además deben estar presupuestadas el año anterior al ejercicio actual.
Cuando una medida es injusta es injusta y punto, me favorezca o no.
Me salió largo, ¿no?
Saludos

Julia dijo...

El odio contra el emprendedor al que le va bien es, creo yo, herencia del amigo Juan Domingo... ja, si en los 40 hubiera necesitado a la gente de guita para acceder a la presidencia otra sería la historia hoy. Y por supuesto, no hay que olvidarse de Evita. Pero yo a ella la quiero =D

Bugman dijo...

Hay una especie de culto a la mediocridad, un elogio de la pobreza, un estado de sospecha permanente sobre el que triunfa. Es conveniente para los gobernantes conservar una masa crítica de carenciados que no tiene más remedio que ser dependientes. Cuando uno tiene la panza llena a veces tiene la osadía de ponerse a pensar.
En alguna medida creo que la culpa de ser rico proviene del catolicismo, la moral protestante ve con buenos ojos la prosperidad.

Bruno dijo...

Definitivamente, que te vaya bien es de corrupto. Ese es el modo que tienen de ver las cosas. No saben ganar la plata honradamente, entonces los demàs tampoco pueden.

Occam dijo...

Víctor: Coincido absolutamente con todo lo que dijiste.

Julia: la ética del resentimiento y la envidia es MARXISTA, no peronista. No sé por qué ese afán de cargarle todas las mochilas al pobre de Perón. Evidentemente, sigue sin entenderse su papel en la historia. Tal vez hubiera sido mejor que nos transformáramos en Cuba, que viniera la revolución comunista que se incubaba desde la llegada de los inmigrantes, y que se estaba acentuando año a año con la industrialización y la migración interna.

Saludos y felicitaciones!

Victor dijo...

Colo: gracias a vos por pasar.

Chori estimado: es difícil escapar de las sonoras palabras de la presidentA, imposible.

Gabriela: si, definitivamente. Es cierto que el el campo se percibe en vivo y en directo como los recursos se transforman riquezas con el trabajo bien hecho. Lo que yo quiero decir es que una fábrica, un florería o un remis tienen el mismo valor como parte de la actividad económica de un país. Que lo del campo es importante pero no es lo principal, y mucho menos lo único. Decía que esa gente al Lole no le perdonan que sea productor exitoso. Pero se lo bancarían lo mas bien si fuera un celebrity tilingo.

Estimado Claude: me alegro que se haya divertido.

NTI: coincido, pero agrego que en algunos casos es mas que el 100% de las ganancias. (quedan en perdida) En serio.

Julia! tanto tiempo... me parece que Juan Domingo supo canalizar ese sentimiento en su propio provecho. No lo inventó él, es cierto que lo fomentó.


Distinguidos Don Bugman y Bruno: tambien coincido, es el pobrismo, la pobreza es considerada como un valor. Creo que tiene claramente una raíz hispánica y católica. Lol que no entiendo es como consiguen inmunidad al odio los celebrities tilingos.

Compañero Occam: su presencia es un prestigio. Tampoco creo que la ética del resentimiento y la envidia sea marxista, tampoco peronista, es inherente al humano como el racismo, pero convengamos que tanto Carlitos como Juan Domingo los capitalizaron. (permítaseme la licencia poética en el uso del término)

Saludos

piscuiza dijo...

Víctor: Coincido en mucho con Ud.
No entiendo la lógica de nuestra clase dirigencial de: "péguele al exitoso". Por cierto, No debieran todas las instancias del gobierno alentar el éxito empresarial?. Al menos es lo que una, que no entiende mucho, ve que hacen los países que SI son exitosos.

En cuanto a lo del lole, me parece un caso paradigmático.
Incluso en eso que muchos le achacan acerca de no "hacerse cargo". Me pregunto: y si acaso el Lole sabía que no le daba el cuero?. Está mal recular cuando la situación y las tripas nos dicen que nos van a comer crudos?
Me gusta el estilo del santafesino, pero soy realista en cuanto a las posibilidades de éxito que hubiese tenido y desde allí no me parece reprochable que no le haya puesto el pecho. Al fin y al cabo la experienci delaruísta estaba demasiado fresca.
Lo de la vestimenta es anecdótico tanto como sus recorridas en moto por Santa Fé cayendo de sorpresa en comisarías u hospitales de madrugada, para ver cómo andaba la cosa.
Soy una persona que gusta del respeto a las formas, pero al ver la impecabilidad de corbata, pañuelo y demás de Pichetto, se me dió por pensar que: "el hábito no hace al monje".
Salute

Victor dijo...

Salud Piscuiza:

Si, ojo que si yo fuera senandor seguramente iria de remera y zapatillas, no se. Me causó gracia (bien) lo del "Campeón sin corona", y me llamó la atención como se puede comunicar otras cosas sin abrir la boca... bueno, ya paso.

No hay nada que le rompa mas los esquemas a un populista es un privado que le vaya bien cumpliendo las leyes y haciendo que ganen todos los integrantes de la cadena. No lo soportan.


Saludos y gracias por pasar.

DOÑA dijo...

no te entiendo nene

Victor dijo...

¿que?

¿la postura campo impostada o lo de los emprendedores?

Fácil, si Reutemann fuera un celebrity pelotudo y cada tanto dijera que le repreocupan los pobres, los que hoy lo critican, dirian que es una persona comprometida. 'tendés?

Yoni Bigud dijo...

Existe un conjunto de gente y de cosas que han ido pudriendo la cabaza de la otra gente (que es mayoría), y la esencia de las otras cosas (que también son mayoría).

Buen artículo el suyo Don Víctor. Lo felicito.

Un saludo,

choripanboy dijo...

Una pena quel LOLE no se les plante de frente a éstos corruptos
todos lo apoyarían,me refiero a los ciudadanos,pero parece que debe tener miedo de perder algo...
ó
quedarse sin nafta otra vez...

uilon dijo...

Este blog ha recibido el premio "Brillante WebBlog 2008"
Si desea retirarlo está a disponible las 24 hs en
http://uilon-convaselina.blogspot.com/
Saludos