1/7/08

Retenciones y creencias

Cada vez es mas habitual que la gente -y en particular los dirigentes- aborden un tema sin conocerlo. Es coherente con el apogeo de imbecilidad que caracteriza a este momento histórico. El debate así planteado se reduce a tomar partido por ideología y a buscar la chicana o el insulto mas ocurrente para descalificar al interlocutor. Renunciamos voluntariamente a la lógica y nos aferramos a creencias.

Con el asunto de las retenciones hay evidencias demoledoras en contra del relato que pretende imponer el Régimen a través de sus voceros. No es casualidad el perfil de los personajes que eligieron para esta tarea: D’Elia, Gullo, Donda, Braga Menéndez, Pérsico o cualquier diputado ignoto que además de no saber hacer una regla de tres simples, no diferencia una planta girasol de un pollo.

La evidencia de los hechos le da enteramente la razón a la postura de los campesinos. Además muestra la existencia de graves vicios por parte del gobierno. Para empezar las retenciones establecen un sistema regresivo de impuestos, paga mas el que gana menos. Por el contrario el Impuesto a las Ganancias paga mas el que gana mas (coincidentemente este impuesto coparticipable es severamente esquilmado por las retenciones). En particular las retenciones móviles benefician directamente a los exportadores de granos (muy pocos) y perjudica a los productores (muchísimos). Para ser mas claro las retenciones móviles son un fraude con el que intentan beneficiar a las cerealeras perjudicando a los productores. Y sin que ello reporte ningún beneficio importante al fisco. Lo del impacto en los precios internos también es falso así como el cuento de la redistribución. Si realmente les importara hubieran hecho algo con los abultados y sucesivos superávit de los últimos años. O harían algo para frenar la inflación que la principal causa de pobreza.

Hay una realidad incontrastable: ningún país de la región (ni del mundo democrático) aplica retenciones a la exportación de alimentos.

9 comentarios:

Bugman dijo...

Lo que no puedo creer es que ni siquiera los ruralistas cuestionan la existencia del saqueo, apenas si pretenden limitarlo.

¿Qué derecho tiene el Estado a decidir que las ganancias de cualquiera son extraordinarias y por lo tanto sujetas a exacción?

Para gravar las ganancias ya existe un impuesto específico con escala progresiva.

Pero vale la contraparte: si los precios de mi producto bajan, ¿que derecho tengo de pedirle al Estado que venga a compensarme, a darme subsidios, a salvarme?

Porque no le quepa duda que los mismos que ahora defienden legítimamente sus ganancias son los que van a pedir la escupidera si las cosas cambian.

La Dueña dijo...

Esto va de mal en peor, es triste pensar así pero cada día que pasa no veo ninguna noticia buen

pau dijo...

Sin ir más lejos, Brasil y Uruguay están a las puteadas porque todo el rollo de las putas retenciones les armó un kilombo padre.

pau dijo...

Te recomiendo leer una nota llamada "Deliberadamente argentinos", de un tío llamado Cesar Bandin Ron, en la edición impresa del Perfil del domingo pasado. En la webi no la encontré. Te va a gustar.

choripanboy dijo...

Un corso a contramano,con la bastonera del botox articulando,
don-crai aryentina...

Fernan dijo...

Como dijo Bugman! Despues de todo este escandalo, si llega a pasar algo con la soja... lindo subsidio van a conseguir.

Pero mas no voy a opinar porqeu el tema ya me tiene bastante cansado, prefiero esperar a ver qeu pasa en el congreso.

Saludos vitor!

Victor dijo...

Distinguido Don Bugman: decir eso ahora, en el apogeo de la imbecilidad nacional, es casi como confesar que uno come niños al horno todos los dias. Ya lograron convencer a la mayoría que todo el mundo está equivocado y que la Argentina va a reinventar la ley de la gravedad. Usted puede decir tranquilamente que Lopez Murphy cometió un genocidio económico o algo asi y que el MicoMandante Chavez es un gran demócrata y se merece el premio nobel de la paz. No tiene ninguna importancia si es razonable, verdadero o justo, lo importante es que sea progre.

Dueña, pau, Chori & Fernan : ánimo, cada día que pasa falta uno menos para que termine. Esto es un cotolengo.

CLAUDE dijo...

La verdad es que siempre sentí que todos sabían perfectamente que el Gobierno mentía y que ahora les empezó a importar no sé por qué. Quizá dejaron de sentirse cómplices y pasaron a sentirse estafados, o algo así, como si de golpe hubieran sentido que el gobierno verdaderamente creía que los estaba engañando.

Sophie dijo...

Si realmente les importara hubieran hecho algo con los abultados y sucesivos superávit de los últimos años. O harían algo para frenar la inflación que el la principal causa de pobreza.

Y si, esa frase lo resume todo. Por eso mismo niegan que hay inflación.
Yo no sé cuáles son los restaurantes que dice la Sra. K que ve atiborrados de gente, no sé donde está el empleo que creció y el consumo en su punto más alto de la economía argentina!!!.

Me da ganas de decirle en la cara a esta señora y sus "amigos" que aquí tiene una de las tantas desempleadas con 20 años de experiencia en su profesion y que aún no puede encontrar un trabajo digno, bien remunerado y menos aún buscándolo por el diario.

Una vergüenza.