7/8/08

El post kirchnerismo

El fracaso del modelo económico y de un estilo de hacer política abre la posibilidad del advenimiento de una verdadera democracia republicana y un gobierno limitado.

"Tanto el ex ministro de Lavagna como algunos sectores de la izquierda están preocupados porque consideran que el estrepitoso fracaso al que nos está conduciendo el modelo kirchnerista provocaría un retorno de la derecha al gobierno y a la política económica. Vaya uno a saber qué entienden por derecha" (...) "El movimiento liberal no sólo consiguió eliminar las arbitrariedades de los gobiernos autocráticos sino que, además, fue el principal abanderado de los derechos humanos al limitar el uso de la fuerza de los monarcas contra sus súbditos, al tiempo que fue el gran defensor de la libertad de expresión y otras libertades civiles y políticas"... (Articulo completo en EconomiaParaTodos.com)

Excelente articulo de Roberto Cachanosky. Recomiendo leerlo completo... si quieren. Es tan coherente que aburre.

5 comentarios:

CLAUDE dijo...

¿Qué pestes tan terribles traería el liberalismo ante el fracaso kirchnerista? Las tan terribles pestes serían que se acabarían los peajes que cobran los burócratas para aprobar un formulario para que la gente pueda trabajar, dado que se eliminarían las arbitrarias regulaciones, fuente inagotable de corrupción. Otra peste que sobrevendría con el liberalismo sería la creación de condiciones institucionales para que llegaran inversiones y se crearan más puestos de trabajo, mejor remunerados y con mejores condiciones laborales. La tercera peste que sobrevendría sería la eliminación del regresivo impuesto inflacionario. La cuarta consistiría en que los argentinos, ante la seguridad jurídica, dejarían de fugar sus capitales hacia los países desarrollados y los repatriarían para financiar nuestro propio crecimiento en vez del de EE.UU. como lo hizo Néstor cuando giró los fondos de Santa Cruz al exterior. La quinta peste sería terminar con la expoliación impositiva de los ciudadanos para mantener a una legión de ñoquis e incapaces que viven a costa de los que trabajan honestamente. La sexta consistiría en que todos los gastos del Estado serían debatidos y controlados por el Congreso de la Nación. La séptima implicaría establecer un verdadero sistema federal impositivo para que las provincias y los municipios no tengan que mendigar en Buenos Aires fondos que les pertenecen. La octava peste pasaría por integrarse al mundo para vender los productos que se producen en la Argentina, incrementando el comercio exterior para aprovechar un mercado de 6.000 millones de consumidores potenciales.

Muy bueno.

CLAUDE dijo...

No se puede comentar en el último post. Simplemente quería decir que me morí de risa, sobre todo cuando la gente aplaudía o se salía corriendo. Me voy a ver los otros videos.

cerriwden dijo...

Estoy de acuerdo, pero si es coherente mejor no, que me pierdo.
Besos

Anónimo dijo...

Será que le tenemos que pedir consejos a Bush.

Che por que no piden disculpas por el post y los comentarios

Victor dijo...

Anonimo:

Cosejos a Bush? ... de que estas hablando?

¿Pedir disculpas por que, por opinar?

Yo sigo pensando que nos vamos indefectible a la mierda y a los pedos. Que esta banda de forajidos desperdició una oportunidad única para el país.

Ponete un sobrenombre aunque sea.

Saludos