18/8/08

Imperio del absurdo

En el imperio del absurdo, Los mas absurdo que se nos ocurra, puede ocurrir. Y después, si se te ocurre algo mas extravagante todavía, también. Siempre te quedas corto. A no preocuparse, esta vigente una especie de constructivismo trucho (made in La Salada) que nos garantiza que los hechos no existen. -Necesito 3 litros de aceite, no me lo venden, esta prohibido. Se puede comprar solamente 1,5 litros a $4,50 (acuerdo de precios) -. Eso que pasó, por ejemplo, es claramente una "construcción social" contenida de la mente del sujeto (o sea yo). Aceite sobra lo mismo que gasoil, lo que pasa es que yo tengo mala onda.

Escucharlo hablar de la despenalización de las drogas a Aníbal F. me causa una sensación muy extraña. No la podría definir, es una mezcla de escalofrío, gracia y espanto. También se lo puede escuchar decir que no tenemos que preocuparnos por los últimos asesinatos, no es un caso de inseguridad, se trata solamente de ajustes de cuentas de índole mafioso. OK, me quedo mas tranquilo, son solamente asuntos pendientes de narcos internacionales que operan en el país. (casualmente, uno de ellos era un generoso aportante de la campaña del FPV… operación basura del FBI por supuesto )

Otro de los aspectos que caracterizan a esta época es la legitimación de la “redistribución de la renta”. Queda muy bien manifestarse muy preocupado por el tema, todo el mundo habla de ella, siempre y cuando se trate de la renta de los otros, claro. Lo que presumiblemente beneficiaría a los pobres, en la práctica, engorda las cuentas bancarias de un reducido grupo de amigos del poder. Y de manera obscena, los hechos están a la vista, pero es solamente una ilusión, el relato es lo que cuenta.

En la era del absurdo y la imbecilidad militante uno se puede topar por ejemplo con una flamante usina térmica de 10 MVA a menos de 100 km de la represa de Yaciretá. Si, una batería de generadores diesel en el medio de la provincia de Corrientes y muy cerca de la represa hidroeléctrica mas grande del país. Por supuesto que las máquinas queman gasoil bolivariano, lleno de dignidad y azufre. Es solamente un detalle mas de las pelotudeces que hacen nuestros dirigentes. No pongo en duda la cristalina licitación que se llevo a cabo para el montaje de esa chatarra pintada, por no nombrar la operación de abastecimiento del bolivariano fluido que alimentará sus cámaras de combustión. Seguramente la venta de $1.000 millones de bonos soberanos al Tío Hugo a una tasa del 15% anual tenemos que incorporar al relato también como parte de la recuperación de la dignidad y soberanía.

Mientras tanto durante el fin de semana en la Argentina se mataron mas de 30 personas y hay un número incierto de heridos graves. La cantidad de victimas de accidentes de tránsito en el año equivale a al doble de los muertos de los atentados del 9/11 y nadie hace nada. Esto no es un relato, es un hecho, cuídense.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Que suerte que volviste !!
Empezaba a extrañar tu versión de este espanto en el que nos deslizamos, que parece llevarnos hacia no sé dónde, inexorable e implacable como la tragedia griega.
Fantaseaba con una síntesis más optimista,no da.

Sabés que al abrir la página se cuelan diferentes propagandas o similares, si te dejan renta bienvenido sea , si no, a qué se debe ??

La tía

pau dijo...

Esto de la "construcción del relato" que tan de moda pareciera estar, en realidad existe desde la época del Ñaupa. Hasta la literatura infantil registra un "relato" que lo ilustra a la perfección: aquel de los vestidos del Rey, que tuvo que esperar a que un niño, cuyos ojos ignoraban el "relato construido", le avisara que estaba en canicas.

Aún diría más, la Argentina toda es un "relato construido", un invento de Buenos Aires para quedarse con el botín robado al ladrón: España. Toda la historiografía oficial sigue repitiendo los "ladrillos" de esa construcción, incluso el pseudo revisionismo irreponsable de los Piña y O'Donnell.

Conclusión: ¿podían los Kaka zafar de ello?: no. Ergo, lo que está sucediendo (desde Cahrloh en adelante), el hecho de que fellinezcamente la cámara comienza a abrir el plano y a mostrar la rusticidad del decorado, debería verse como algo positivo, como parte de un proceso de final decadencia de un proyecto colonial, concentrador, angurriento, obeso, hipócrita, falsificador de recuerdos y profanador de ilusiones: una máquina de frustrar o, como decía Lupi en Martín h., "no es un país, es una trampa".

piscuiza dijo...

Ferst of ol: Ud no le pone voluntad al despegue del país!
Quiere aceite?:
1- Compre una bolsa de 50 kilos (si, como las de papas) de semillas de girasol.
2- Disponga un tanque de 200 lts de aceite (como los de aceite de auto de los talleres mecánicos).
3- Lave bien el tanque.
4- Coloque las semillas de girasol en el tanque previamente higienizado.
5- Cálcese unas lindas botas de lluvias que tengan la suela limpita.
6- Baile tres mambos, dos chá chá chá, tres sesiones de zapateo americano, cuatro gatos, dos zambas y 5 tangos sobre las semillas.
7- Pase el pasticho obtenido por una sabana de hilo.
8- Disfrute de un aceite de girasol100% orgánico.

Como vera, una pavada si de ponerle el hombro al país se trata. Ahora sonría que el aceite no escasea, son los desestabilizadores quienes imponen esa sensación!.
Salute

Yoni Bigud dijo...

Usted nos quiere desviar la atención de lo que es verdaderamente importante.

Qué me habla de esos negociados. No tiene pruebas. Son solo unos pesitos y un par de bonos.

¿Por qué no hace como los demás? ¿Por qué no habla de Chabán y Grassi?

Un saludo,

CLAUDE dijo...

Ya lo dijo Kris: Basta de tirar pálidas cuando las cifras del éxito están frente a nuestros ojos.
En cuanto a la despenalización de las drogas, tengo la vaga sospecha de que es la mejor manera de terminar con el mercado de estupefacientes: basta que el Estado le aplique políticas impositivas y de control de precios y qué sé yo qué más para que en 5 años drogarse sea un lujo, y apostaría cualquier cosa a que con tal de cobrar impuestos el Estado se volvería un vigilante efectivo sobre el mercado ilegal de drogas. Todo esto dicho bastante a la ligera y medio en serio.
Chávez una vez dijo que nos prestaba plata porque quería liberarnos de “Drácula”, es decir el FMI, que nos chupaba la sangre de nuestras “venas abiertas” y no sé cuánto más. ¿Y él qué, con su 15% de interés? Mataría que luego de Néstor viniera otro que reestructurara la deuda con Venezuela. Nada me parece tan ilegítimo y fraudulento como el endeudamiento público: Dos Estados acuerdan robarle plata a los contribuyentes de uno de esos Estados sin que tales contribuyentes en ningún momento participen de semejante negociación (bueno, obviamente, si los contribuyentes participaran esos negocios entre Estados serían imposibles).

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Tenemos cupos para cargar combustible y cupos para comprar alimentos. Estamos como en Cuba, pero sin un bloqueo de 50 años. Inexplicable.

Gabriela dijo...

siempre se dijo que a este paìs no entraba la mafia porque la mafia era la misma policía.

Ahora que llegaron los narco... falta mucho para que se vayan?

A mi me gusta que me den inseguridad nacional.

Que se yo.. eso de tener el alma celeste y blanca tiene su lado complicado a la hora de saber quien te mata.

pau dijo...

"El fin del relato", de Fontevechia.

http://www.perfil.com/contenidos/2008/08/16/noticia_0001.html

Victor dijo...

Estimada La Tia: gracias por los saludos.

Esas ventanas de publicidad que aparecen no las pongo yo, las pone Blogger y son una falta de respeto.


Pau: no creo que sea BA la culpable de las desgracias argentinas. Es una consecuencia y una pieza mas. En las provincias deberíamos imitar lo que hacen bien y evitar lo que
hacen mal. No se, creo que el último presidente porteño fue Alvear si no me falla la memoria.

piscuiza: el problema es que no consigo girasol!.. tengo sembrado un cuadro de 3 x 3, calculo que para una ensalada me va a alcanzar cuando lo coseche.

Sr. Bigud: Es cierto, se viene el juicio de Cromagnon!!! arde la TV

Claude: busquemos buenas noticias entonces GANO CURUCHET por ejemplo, ok. Respecto a la despenalización, no se. No estamos en Suecia. Me refiero a que no hay un nivel de conocimiento y menos todavia sistema de salud para aguantar eso. Yo lo que haría es autorizar a los mayores de edad que firmen un documento haciéndose cargo de su salud -y de los costos- que implican sus costumbres. No me parece justo que tengamos que soportar en hospitales públicos cuando no se puede atender ni siquiera a los enfermos comunes.

Sr. Relato: son las maravillosas consecuencias del modelo de matriz diversificada... bla, bla, en especial del control de precios.

Gabriela: Hay que estar tranquilo porque solo hay sensación de inseguridad. No pasa nada.