29/9/08

Es demasiado



Alojamiento full luxury en el Four Seasons de NY. Indumentaria y el maquillaje kitsch pero todo caro, muy caro. Discurso muy progresista, obvio. Una catarata interminable de imbecilidades propaladas cada vez que tiene oportunidad completan el arquetipo que lamentablemente nos distingue: provocador, tribunero, piola, ostentoso, picardía de mal perdedor, soberbio, mentiroso y resentido, muy resentido. Se dice que cada pueblo tiene el gobierno que se merece pero me parece que esto es demasiado.

19 comentarios:

CLAUDE dijo...

Para ser franco, el contraste entre su discurso, por un lado, y su look y sus gastos, por otro lado, no me parece tal: ambos aspectos son esencialmente vulgares. ¿Qué es ese collar confeccionado con fichas de damas si no?

Victor dijo...

Una porquería el conjunto todo. Si. Yo le haría un juicio el cirujano plástico, se le está derrumbando todo. Pero en verdad no quiero quedarme con el chiste fácil de esas cosas, lo que hacen y lo que dicen es lo realmente grave. Es siniestro.

pau dijo...

Es siniestro, pero lo más siniestro es que no es un caso aislado!, eso es lo peor! antes estuvo Kinder, antes el Bañero, antes De la Rua, antes Cahrlo, antes Alfonsín y no sigo para evitar el vómito... Entre todos no hacés uno como la gente!

pau dijo...

Victor: mirá esta nota en Crítica sobre tu monotema:

http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=12834

Victor dijo...

Este Régimen es lo peor que le paso al país después de los golpes militares.

Vi el articulo.

"No han trascendido casos de balseros desposeídos invadiendo Cuba desde la impiadosa Florida donde se gobierna a favor de los ricos; ni de ricos huyendo del capitalismo hacia la Nicaragua sandinista; o de los habitantes del sur de la península huyendo del egoísmo hacia la solidaridad de Corea del Norte, sino más bien todo lo contrario. Tal vez los ejemplos sean pocos, pero por más que intento hacer memoria tampoco se recuerdan masas populares marchando a los paraísos bolcheviques de antaño, ni ingleses o franceses saltando el muro de Berlín."

Todos Gronchos dijo...

No amigo, nos lo merecemos de punta a punta...

Max dijo...

Coincido con el groncho, es demasiado argentino.

Sophie dijo...

Lamentablemente creo que aunque nos parezca demasiado hay algo en este país que hace que sigamos teniendo este tipo de gobiernos, este tipo de políticos, este tipo de dirigencia. Ese algo es el voto y paradójicamente justo hoy me puse a buscar el mes de octubre en mi blog para ver qué había escrito el año pasado para estas fechas y ahí estaba plasmado mi paso por las urnas, por la presidencia de mesa, por el recuento de votos, y por todo aquello que pasó ese día y los posteriores.

Ya no quiero ni puedo seguir escuchándola, me niego, tengo una negación a su tono de voz, a su cara, a sus gestos... estoy en problemas ¿no? jaja. Besos!!!!

Yoni Bigud dijo...

De ninguna manera es demasiado. Es tan merecido que asusta.

Un saludo,

Victor dijo...

Compañeros: debo confesar que el post en caliente era mucho mas agresivo y decía que representaba perfectamente a la mayoría de los argentinos. Pero lo pensé mientras lo releía y la verdad es que los "argentinos de mierda" no son mayoría, no pasan del 30%. Lo que pasa es que el resto somos bastante pelotudos. Puede ser que lo tengamos merecido por pelotudos como lo sostiene Master Groncho en alguna de sus máximas.

Max dijo...

Victor, coincido en ese último comentario. Lo que yo veo es que hay un sindrome común a todos los argentinos, lo ves desde en el PJ hasta en la SRA. Todos votamos a alguien, y cuando estamos convencidos que el que lleva la manija es de nuestro palo nos lavamos las manos y that's it. La Argentina es un pais donde conseguir el poder te da carta blanca para hacer desastres porque la mayoría cree que votar es todo, cree en el personalismo, cree que una persona nos va a savar. Lo que hacen los representates en cualquier organización en la Argentina muy habitualmente esta a años luz d elo que los representados quieren. Así que coincido en que la mayoría no e stan pelotuda, como vos decis, pero tambien en que algo nos lo merecemos.

choripanboy dijo...

Estoy de acuerdo con todos menos en tu comentario del cirujano,el pobre no sabe que hacer con la yegua pues ella
está podrida DESDE ADENTRO !!!
y no sabe cómo tapar tanta mierda que le sale por los poros...

Gabriela dijo...

creo que esta mujer es la demostraciòn empirica de la teoria que reza que Siempre se Puede Estar Peor.
Como polìtica es un desastre, nunca un gobernante fue tan cìnico y tan poco polite en sus relaciones internacionales... creo.

Por otro lado de su buen gusto hay mucho para dudar; por lo pronto la mezcla de metales que hace es patètica. El oro amarillo del ròlex (que dicen es fetiche con el oro blanco de los aros... con las fichas de damas (adoré a Claude!) que podràn ser de plástico más berreta o del ònix más exquisito.. pero no deja de ser una grasada todo mezclado de esa manera.

Somos un paìs bananero y a esta señora sòlo le falta la frutera en la cabeza (pero del lado de afuera).

Creo que entre èste tipo de estètica y lo kitch existe un mundo de distancia. Kitch era Federico Klemm... esta es simplemente nueva rica; y esto se aplica tanto a su imágen como a su manera de gobernar.

Max dijo...

Gabriela, quizas tengas razón si nos ponemos en juicios estéticos, pero lo trágico no es su mal gusto. Hay infinidad de personas con mal gusto y buenos valores en este planet. Lo repulsivo en su apariencia es la incoherencia de su mensaje que hace patente. Nadie que se preocupe tanto por los pobres se tira tanta guita encima. Nadie que quiera algo bueno para su pais siembra tanta cizaña. Nadie que quiera establecer relaciones sanas con otras personas o estados se relaciona a traves del cinismo, el insulto encubierto y la mentira desvergonzada.
Lo que nos pasa es que con el "relato" los tipos se pintan como la madre Teresa de Calcuta y Jesus juntos, mientras que la realidad es otra, y siniestramente transparente. Pero te sentis cogido (con perdon de la palabra) porque al no presentarse honestamente como lo que son no los podes confrontar honesta y abiertamente, cuando tratas de hacerlo sos el malo y ellos las víctimas. Es guerra de guerrillas cultural.

Max dijo...

planet"a"

Victor dijo...

Coincido. Lo estético no deja de ser una superficialidad, en alguna medida. Inclusive si los ornamentos en cuestión son de altísimo valor (si no son robados). No es importante realmente.

Lo realmente grave, digo gravísimo es que sea una resentida, inescrupulosa y cínica.

Gabriela dijo...

Houston.. repito: esta es simplemente nueva rica; y esto se aplica tanto a su imágen como a su manera de gobernar.


Totalmente de acuerdo con uds...

Victor dijo...

Pero estimadísima Gabriela! Acá Houston...totalmente de acuerdo, si, si.

Max dijo...

Gabriela, nuevo rico e hijo de puta no son lo mismo, aunque esta tenga las dos características. Y la segunda es bastante más preocupante.