7/10/08

Crisis

Los mas ortodoxos dicen que la semilla de esta crisis está en la desmedida intervención del estado durante el gobierno de Bill Clinton flexibilizando el crédito en los gigantescos bancos hipotecarios de USA con el fin de estimular la actividad económica. Los intervencionistas le echan la culpa a “la desregulación” del gobierno de Bill Clinton que generó una ‘atmósfera de casino’ en la que cualquier persona y cualquier banco podía hacer negocios sin importar su solvencia. Los mas torpes dicen que esto es una consecuencia natural del neoliberalismo, que no hay ninguna duda que estamos frente el fin del capitalismo y que el primer mundo se derrumba como una burbuja y ese tipo de imbecilidades. A pesar de la gravedad, creo que esto no deja de ser una crisis financiera mas, no es la primera y no va a ser la última.

Al margen de la tercera posición, que la desecho por idiota, me resulta curioso, desde el punto de vista dialéctico, como las dos primeras usan un mismo hecho como argumento para sostener su propia postura. Suele pasar. Con la información que tengo a mi alcance no estoy tan seguro de quien tiene razón, aunque la intuición me indica que la primera es acertada. Es cierto que hubo decisiones insensatas, imprudencia en mantener una política monetaria expansiva de tasas de interés bajas y actitudes de incentivo al consumo de manera irracional. Creo que a pesar de las múltiples advertencias que mostró el sistema, se llegó demasiado lejos. Permitir ahora que esta crisis se extienda y termine de acomodarse naturalmente va a traer consecuencias catastróficas. Los organismos oficiales tienen que poner toda la carne al asador para intentar arreglar los desarreglos que provocaron. Creo.

3 comentarios:

CLAUDE dijo...

A mí me gusta la visión general de Robert J. Samuelson, que previó el problema con bastante claridad hace ya dos años, cuando nadie o casi nadie denunciaba lo que se estaba gestando. En cuanto a lo que pueda hacer el gobierno para restablecer la confianza, soy muy escéptico. De las posturas encontradas sobre la crisis, las que más me “entretienen” son éstas:

• La recesión es algo bueno porque pone las cosas en su lugar, y no será tan larga ni tan aguda si el gobierno no la empeora metiéndose en el medio.
• La recesión se va a llevar puesto todo si el gobierno no interviene para morigerarla.

Quizá por una inclinación más bien psicológica, estoy de acuerdo con la primera postura.
Veremos qué pasa. Atravesamos un interesantísimo momento internacional lleno de inminencias.

pau dijo...

Yo también tiendo a pensar optimista y con escala histórica. lo entiendo como los movimientos tectónicos: mejor que pase cuanto antes, pues así será más leve. Es decir, con todo respeto por el dueño de casa y su caza de progres, más vale que haya sucedido esto antes de que los fuckin' yanquis se terminen de fumar el planeta o los chinos se agranden demasiado y se arme un quilombo peor.

choripanboy dijo...

y...
lo van a tener que llamar al Mingou...