13/10/08

Poco serio


Tras el plan europeo, las bolsas del mundo cerraron en alza (LaNacion.com) - Economistas locales creen que se puede vislumbrar el inicio de la salida de la crisis
(LaNacion.com) - Strauss-Kahn delineó un panorama más tranquilizador (LaNacion.com) - El plan de salvataje en Europa logró revivir a todas las bolsas del mundo (Criticadigital.com) - Subas históricas en los mercados mundiales (Perfil.com) - Euforia en los mercados luego del rescate del Eurogrupo (Perfil.com) - La bolsa de Tokio abrió con una fuerte suba (LaNacion.com)

¿Podrían -por favor- ponerse de acuerdo? Ya estaba preparado para que este lunes nada vuelva a ser como fue, para ser testigo privilegiado del fin de la historia y resulta que nada, todo sigue igual, ya está, ya pasó. ¿Haber soportado, gratuitamente, con vergüenza ajena, a la Reina KK decir que "el primer mundo se derrumba como una burbuja" no sirvió para nada? Bueno...

Al margen de todas la ampulosas opiniones pendulares de los mas diversos opinadores, modestamente la mía es que ni siquiera cuando todo esto termine se va a poder explicar satisfactoriamente que pasó. El nivel de complejidad de este tipo de cosas es inimaginable para un peatón común y silvestre como uno. Es el resultado de la sumatoria de las respuestas emocionales de millones de individuos. Para los socialistas va ser una evidencia del fracaso del capitalismo y para los capitalistas-liberales un ejemplo del fracaso del “populismo” financiero. No va a haber termino medio y así vamos a seguir mucho tiempo mas. ¿Yo? Estoy con estos últimos

"Los procesos políticos (y económicos, agrego) no son sino fenómenos biológicos, ¿pero qué político sabe esto?" (Gregory Bateson)

2 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Coincido en que el peatón común (como uno y como más del 95% de la gente) no tiene la más remota posibilidad de comprender en profundidad qué pasó, ni las causas, ni las consecuencias ni nada. Y esto no es desinformación o ignorancia. No. Esto es la complejidad del mundo que nos rodea.
En ese marco, la vergüenza ajena es el sentimiento que me dominó en los últimos diez días. Sin duda.

Y así tenemos el análisis de las causas de la caída del imprerio, por Juan Pelotas, que es dentista (o periodista, o heladero o lo que sea) y no entiende un carajo de nada, pero habla como si estuviera online con todas las bolsas.

¿No era más fácil un "qué terrible lo que pasa, ojala que se solucione rápido"? Por lo visto, no.

Un saludo.

CLAUDE dijo...

El repunte de las bolsas es por el abandono del pánico, pero la crisis y sus causas siguen ahí. Dicen que si se dispusiera de información concreta y fehaciente sobre quienes están afectados y en qué grado y quienes no, no pasaría lo que sucede cuando hay pánico: que todos actúan como si todos estuvieran en la ruina.