21/12/07

TORPEZA

Mas allá de los defectos gravísimos que tiene este régimen como la corrupción, la brutalidad con que se manejan las relaciones internacionales, la forma obscena con que se manipula -a billetazos- a la justicia, a el congreso y a los gobiernos provinciales. La ausencia de políticas educativas y sociales. La ineptitud para hacer frente a la crisis energética y los problemas de la producción agropecuaria. La negligencia cínica para combatir la delincuencia y la manera incivilizada y tendenciosa que tienen para poner un poco de luz sobre los hechos horribles de los 70.

Mas allá de todo eso, me preocupa muchísimo la torpeza con que manejaron esta crisis de la valija de Wilson -un hecho insignificante frente a los otros asunto-. Creo que no debe haber una manera mas torpe de reaccionar que la que eligieron. El gobierno argentino se expuso al ridículo internacional saliendo a rebuznar contradicciones que no resisten el mas ligero análisis. Salieron a negar hechos concretos que están documentados contundentemente y a denunciar complots extravagantes del “imperio” y la “sinarquía internacional”. ¿Cómo se sale de esto de manera decorosa? Fuera de joda, me preocupa mucho torpeza de este gobierno, la falta de capacidad y su lógica ventajera de cabotaje y cortoplacista.

5 comentarios:

Rayco dijo...

No te preocupes mucho, por desgracia esas cosas pasan en todos lados...

Victor dijo...

Tan torpes como estos no creo. Igualmente te agradezco el consuelo.

Fabiana Bump dijo...

¡coincidimos!

CLAUDE dijo...

Para mí la payasada de la conjura fue como un fierro caliente por el recto. Es como si le dijeran a todo el mundo: "Miren qué gente idiota que tenemos acá, miren cómo decimos cualquier pavada y nos creen". Horrible.

Pau dijo...

Por el tipo de manotazo es evidente que se sienten ahogados.

Ojalá fuera cosa de los yanquis, como dicen ellos. Así tendríamos más posibilidades de librarnos de su maldición. Porque lo que somos nosotros los vamos a dejar que sigan saqueando, como dejamos a los milicos hacer sus monstruosos desastres, y después cuando se caigan solos vamos a decir "no sabíamos nada!, ni nos imaginamos que hacían eso! Qué hijos de puta! Paredón, Paredón!! Ar-gen-tina, Ar-gen-tina!..."